Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

CARLOS RUNCIE-TANAKA (Lima, 1958)

Luego de seguir estudios de filosofía en la Pontificia Universidad Católica Perú, se dedica a la cerámica realizando estudios en el Perú, Brasil, Italia y Japón. Ha realizado muestras individuales en Latinoamérica, Estados Unidos e Italia y participado en exposiciones colectivas en el Perú y el extranjero, representando a su país en importantes exposiciones de arte contemporáneo como la Cuarta y Quinta Bienal de La Habana (1991 y 1994); la I, II, IV y V Bienal Barro de América, Caracas, Venezuela (1992, 1995, 2001, 2004); la I Bienal Iberoamericana de Lima, Perú (1997); la 49a Bienal de Venecia (2001); la 8va Bienal de Cuenca y 26a Bienal de São Paulo (2004); la Bienal de São Paulo-Valencia Encuentro entre Dos Mares, Valencia y Sagunto, España (2007) y la Primera Trienal de Chile (2009).

En los Estados Unidos, su obra está en el Museum of Fine Arts Houston (MFAH), Texas, el Museo de Arte de las Américas (AMA), la Colección de Arte del Banco Mundial, la Colección de Arte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington, D.C.; The Clay Studio, Filadelfia y en el The Northern Arizona University Art Museum, Flagstaff, Arizona. También, en la Fundación Eugenio Mendoza, Caracas, Venezuela; el Museo Paraguayo de Arte Contemporáneo, Asunción, Paraguay; el Museo Municipal de Arte Moderno, Cuenca, Ecuador y Museos Reales de Historia y Arte, Bruselas, Bélgica. En el Perú, su obra se encuentra en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), Arequipa, el Museo de Arte de Lima (MALI) y el Museo de Arte de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima.

Su arte se ha nutrido de intereses tempranos por las ciencias biológicas, la arqueología y la geología. A mediados de los años ochenta, su interés por la instalación expande el quehacer del ceramista. Más adelante, el acto de coleccionar objetos diversos, desde vasijas y figurinas prehispánicas hasta organismos vivos como los cactus, organizándolos y exhibiéndolos en su propio espacio, influye sin duda en la solución espacial que dará a nuevos proyectos. Las instalaciones más recientes incorporan un rango muy amplio de significados y alusiones culturales mediante el uso del origami, el vidrio y nuevos medios como el vídeo. Una renovada indagación que
busca dar respuestas a temas de identidad e historia, ha ido consolidando todo su proceso artístico.

Paralelamente a las exposiciones y a su labor de investigación, mantiene desde el año 1978 un taller de cerámica artística, en el cual produce piezas utilitarias y objetos funcionales de cerámica gres, utilizando materias primas locales y hornos de gas para su cocción (1,300ºC). Desde 1990 ha sido profesor invitado en prestigiosas Universidades en el Japón y los Estados Unidos de Norteamérica.